Consejos para tener un buen botiquín en casa

Botiquín de primeros auxilios

botiquin-niños

Si tenemos niños pequeños sabemos que no se pueden estar quietos. Juegan en cualquier sitio y de cualquier manera. Una de las grandes preocupaciones que tenemos los padres es ¿y si les pasa algo?, ¿y si se caen y no se qué utilizar para curarlos? Pues bien, hoy desde aquí vamos a tratar de explicar los accidentes mas habituales en el hogar y qué hay que tener en el botiquín para tratarlos.

Lo primero que necesitamos es un botiquín para tener organizados los medicamentos y el material por si lo necesitamos llegado el momento . Si resulta ser algo más grave debemos tener el material necesario para poder hacer un primer auxilio hasta que llegue el personal sanitario.

El botiquín puede ser de cualquier tipo de material, el único requisito es que sea fácilmente transportable y que se pueda cerrar bien.

¿Cómo y dónde debemos prepararlo?

botiquin

El mejor sitio para guardar nuestro botiquín es en un lugar fresco y seco que no esté al alcance de nuestros niños. Siempre debemos tener en cuenta las caducidades de los medicamentos y tener solo los que necesitemos en caso de emergencia

¿Qué debe contener un botiquín?

En primer lugar debemos tener siempre material para hacer curas, como suero, gasas para tapar quemaduras o heridas, tiritas y esparadrapo, toallitas limpiadoras que no contengan alcohol, tijeras, alcohol 70%, pinzas y antisépticos. También es importante el material de autoprotección, como son los guantes y las mascarillas. Por otro lado, objetos como una linterna, un termómetro o una libretita siempre vienen bien.

En qué situaciones utilizar cada elemento de un botiquín

tirita-botiquin

Si nuestro hijo se cae y se hace una herida limpia debemos limpiarla con suero quitando por arrastre toda la suciedad que tenga en su interior, una vez limpia se debe utilizar un antiséptico (betadine o cristalmina, por ejemplo) para cubrir y evitar que se infecte. Si ésta es algo profunda se deberá tapar con un parche, y si no la podemos dejar al aire. Si la herida se mantiene seca y limpia y no supura, se limpiará y se aplicará betadine o similiares cada 8 horas.

Si un niño se quema y es una quemadura grado 1, es decir, que no hay ampolla, nunca se debe echar agua en la herida para refrescarla y se ha de evitar rozarla para levantar la piel y aplicar crema Silvederma para que no quede cicatriz ni herida cada vez que veamos que la piel la ha absorbido. Si la quemadura es de grado 2 con ampolla o rotura se debería ir al hospital para pedir una segunda opinión.

Éstas son las situaciones más comunes en las que usaréis el botiquín, recordad que siempre que sea más complicado se debe avisar a una ambulancia o ir a urgencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *