¿Qué hacer si nuestro hijo tiene piojos?

¡Mamá me pica la cabeza!, una frase terrible que muchos padres han escuchado en más de una ocasión cuando sus hijos han vuelto del colegio. Los fatídicos piojos afectan todos los años a un gran número de personas, especialmente a los niños pequeños.

dirtyhair

Este es un tema que afecta tanto a hijos, como a padres y profesores por lo que se debe tratar con total normalidad, para encontrar así una solución rápida y eficaz para todas las partes. Según los pediatras, los piojos no están relacionados necesariamente con una higiene deficitaria, aunque, sin duda, proliferan más en malas condiciones higiénicas. Por ello ante cualquier caso de aparición de piojos, debemos actuar con prevención tanto con nuestro hijo, como con el colegio o lugares donde suela ir a practicar determinadas actividades. Ante todo, no debe cundir nunca el pánico. Para saber si necesitas pasar a la acción y enfrentarte a los piojos directamente, sigue el procedimiento que te detallamos a continuación:

 

  1. Evaluación de la cabeza

Cuando detectemos algún caso de piojos en nuestro alrededor más cercano, debemos de llevar a cabo una labor de inspección de todos los miembros de la familia o allegados a la persona infectada en cuestión. Esto es así, porque al principio del problema puede que el niño no note nada, por lo que se mantendrán las mismas costumbres de siempre y las posibilidades de contagio serán altas para el resto de personas que se relacionen con él. Pero… ¿Cómo sabemos si hay piojos?

Los piojos no son visibles a primera vista ya que tienen un tamaño muy pequeño (no miden más de 2 o 3 mm) y se mueven rápidamente, por lo que a veces es difícil localizarlos. Por eso, tendremos que centrar nuestra visión en localizar a las liendres (los huevos de los piojos), que aparecen fuertemente adheridos a la base del pelo y tienen un color blanquecino metálico.

Para saber si realmente, nuestro hijo tiene liendres en su pelo, debemos de soplar o mover el pelo del niño, para comprobar si se mueve. Si se mueve, puede ser caspa o alguna otra infección de menor índole, pero si permanece fijo serán liendres, ya que éstas permanecen adheridas al cabello humano. Para eliminarlas, tendremos que coger las liendres firmemente con nuestro dedo, para deslizarlas hacia abajo y separarlas del cabello.

Para estar seguros de la infección por piojos, se aconseja realizar un peinado minucioso con un peine de púas finas por la cabeza, para tratar así de encontrar algún piojo.

 

  1. Visita la farmacia

Los piojos, hoy en día son un problema muy común que cuenta con soluciones eficaces para eliminarlos, y también para prevenirlos. Por ello debemos acudir a la farmacia más cercana para pedir asesoramiento sobre el problema. El farmacéutico nos expondrá  los diferentes productos que tenemos disponibles para este problema, y solo nos tocará elegir cual es más recomendable para la cabeza de nuestros hijos.

Pharmacy

 

  1. Limpieza en casa

Una vez localizado el problema, y por otra parte, la solución; llega el turno de limpiar a fondo nuestra casa. Durante el tiempo que ha pasado sin enterarnos del contagio de los piojos, nuestros hijos han podido utilizar diversos peines, cepillos, gorros, sábanas o almohadas con completa normalidad, por lo que debemos de asegurarnos de que no existe ningún piojo vivo en estos enseres.

Para ello, en el caso de la ropa es recomendable lavarla con agua bien caliente, a unos 50 grados, para hacer que los piojos desaparezcan. En el caso de los peines y cepillos, se recomienda meterlos en agua con pediculicida durante una hora, para que éstos mueran.

Además, por último, no está de más pasar la aspiradora por aquellos lugares donde apoye la cabeza el niño, ya sea en la cama, en el sofá o incluso en el coche.

 

  1. ¿Qué hacer con el pelo?

Siempre se ha tenido la convicción de que para eliminar los piojos, era necesario llevar a cabo un corte de pelo radical (que a veces podía llevar al rapado al cero), sin embargo en la actualidad existen diversos productos que permiten que esta tarea no tenga que realizarse. Algunos de estos productos son agresivos con el cuero cabelludo, por lo que habrá que tener cuidado a la hora de seleccionarlos.

cutting-hair

 

  1. Avisar al colegio/centro de actividades

Como ya hemos señalado anteriormente, nunca debemos de sucumbir ante el pánico por la aparición de piojos en la cabeza de nuestros pequeños. Por ello, una vez que se ha detectado el problema y se ha llevado a cabo el procedimiento para eliminarlo, tendremos que avisar al colegio, centro de actividades o lugares de reunión a los que acuda nuestro hijo, para que estén al tanto de la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *