Conoce los factores de la desnutrición infantil

Usualmente vemos en la televisión o escuchamos en la radio diferentes casos de desnutrición infantil pero jamás llegamos a pensar que este problema puede estar presente en nuestros hogares.

La desnutrición infantil es consecuencia de la poca ingesta de alimentos durante la infancia, y aunque sabemos que los padres hacen una gran tarea a la hora de alimentar bien a sus hijos, son muchas las vitaminas y los nutrientes que se pueden escapar, afectando de diferentes maneras el crecimiento y desarrollo del pequeño.

La desnutrición por falta de micronutrientes o hambre oculta se presenta con mayor frecuencia cuando existe una deficiencia de vitaminas y/o minerales.

Es considerada un tipo de desnutrición muy común en los niños porque los padres sin saberlo ignoran a diario algunos de los síntomas como problemas de la piel y el cabello; hinchazón de la lengua, llagas en las comisuras de la boca, visión pobre en la noche o en áreas tenuemente iluminadas, disnea, zumbidos o pitidos en los oídos; anemia, y dolor en los huesos y las articulaciones.

Es muy importante que prestes mucha atención a cualquiera de estos síntomas para evitar que tu hijo pase por esta situación, recuerda que existen varias formas para mejorar el sistema inmunológico y la salud de tus pequeños.

¿Cómo ayudar a los niños a tener hábitos alimenticios saludables?

Los niños deben recibir una serie de vitaminas y nutrientes que se adapten a sus necesidades y que les proporcionen la energía suficiente para enfrentar el día a día.

Los hábitos alimenticios saludables de los niños empiezan por sus padres, y como modelo de alimentación saludable en casa, la mejor opción es enseñar a tus hijos sanas costumbres, en lo que se refiere a la alimentación.

Prepara junto con tu pequeño recetas saludables de platos fuertes, snacks, batidos de frutas y loncheras divertidas y nutritivas para tus hijos que contengan alimentos protectores, constructores, energéticos y reguladores, ya que estos se encargaran del adecuado funcionamiento de su organismo.

Verás que el rendimiento académico de tu niño en el colegio será mucho mejor cuando está correctamente alimentado y recibiendo todas las vitaminas y minerales que necesita.

Una nutrición insuficiente, deficiencia de hierro o falta de vitamina C y D, pueden afectar negativamente a la capacidad de desarrollo y aprendizaje.

Posted in Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *